18.11.09

Homenaje a Rolando Mix Toro


La próxima sesión de Poesía para Perdidos (21 de noviembre, a las 22:00 horas, en La Campana de los Perdidos. C/ Prudencio, 7 de Zaragoza) la dedicaremos íntegramente a homenajear a nuestro amigo y poeta Rolando Mix Toro, fallecido apenas hace dos meses. Será una buena ocasión para poner la voz de todos aquellos que han apreciado su obra y su vida, culminadas con una honestidad insobornable y un compromiso tan poco común que mereció la admiración de todos cuantos lo conocimos y supimos de sus excepcionales valores.
Su personalidad constituye argumento suficiente para que nos unamos a esa noche en que podremos rendirle pleitesía con la lectura de uno de sus poemas (el que cada uno elija) o con cualquier otro texto que estimemos más conveniente.
Con el fin de poder organizar del mejor modo posible el turno de lecturas, ponte en contacto con Fernando Sarría (fsarria@ono.com) confirmándole tu participación.

16.11.09

Encuentro y lectura de poemas de Ángel Guinda y Manuel M. Forega


Jueves 19 de noviembre, a las 19:30 horas, en la Sala de Juntas de la Facultad de Filosofía y Letras (Campus San Francisco).
Encuentro con Ángel Guinda y Manuel M. Forega dentro del ciclo "Este jueves, poesía", coordinado por Ignacio Ecuín y organizado por la Universidad de Zaragoza.
Y después, a las 22:00 horas, en el Candy Warhol, con Fernando Frisa como Cicerone, lectura de poemas de Guinda y de Forega.


"Poemas para los demás" de Ángel Guinda



El próximo 26 de noviembre lo presentará en Madrid, a las 20:15 en el Café del Libro La Buena Vida (C/Vergara 10, metro Ópera) con las intervenciones de Manuel Martínez Forega (poeta y ensayista), Itziar Miranda (actriz), Adriana Davidova (actriz y escritora), Liberto Rabal (director de cine y actor) y José Luis de la Vega (poeta), y con la actuación musical de Experimentos In Da Notte.

http://www.youtube.com/watch?v=HPEYFRjmVCA

http://www.youtube.com/watch?v=VTv9h_ikWKw

8.11.09

Poesía para Perdidos: 7 de noviembre 2009

Jesús Soria Caro, Ignacio Escuín Borao y Cuidado con el Perro


La Asociación Aragonesa de Escritores ha dado cuenta de la tercera sesión del ciclo Poesía para Perdidos de este curso.


Jesús Soria transitó por la mimesis; su psique, adherida a la exégesis del argumento, se mimetizó con las ficciones fílmicas. Escogió películas referenciales que ahondan en diversos asuntos para él significativos, capaces de desencadenar su propio conflicto o de identificarse con su trasunto emocional. Desde El ángel azul y El séptimo sello hasta La rosa púrpura de El Cairo; The Doors, Casablanca, El hombre de Alcatraz, Desayuno con diamantes..., Jesús Soria fue intercambiando lides, ataviándose (o arropándose) con el corazón y los sentidos de quienes se desplazaban por la pantalla tratando, a su vez, de encontrar al espectador ideal, y fue éste Jesús Soria. Recorrió, pues, buena parte de su libro The End, título más que revelador del blanco y negro y del color de aquellas ficciones tomadas de una hipotética realidad que, por fin, resultan más reales acaso. Sin ninguna duda, resultaron más literarias y de ello se encargó el poeta Soria para dejar constancia de esa certeza tantas veces diluida en unas pupilas sin memoria.




Ignacio Escuín estuvo brillante. Su lectura rayó en el grato rapsodismo, lo cual le viene muy bien a la poesía; pero, además, eligió sus textos más próximos a un lirismo cercano, dejó a un lado la distancia, embocó de cerca, desde el punto de penalty, y empezó a meter goles por un tubo, más que «El buitre». Esos balonazos iban directos al corazón, pero sin engaños. El portero, simplemente, quedaba paralizado, haciendo una estatua imperativa porque no era el embaimiento del gesto, sino la simple mirada lo que le sobrecogía. Hubo un encendimiento en la grada, la apoteosis lanzada a la red, un fuego espontáneo, una combustión del ánimo, una rendición a la palabra buida, exacta, con toque, sin perífrasis inútiles (sin enfáticos regates que terminan en un insulso y decepcionante fuera de banda, quiero decir). Y allí, sobre un césped lucreciano, se tumbó el amor para afilar la lengua con metáforas que hacían de la guerra de las multitudes un combate singular. Pero también Escuín se quitó la camiseta para mostrar el pecho, el tatuaje del pecho, y rendir pleitesía a la memoria, al hálito censor tan necesario y señalar que era él, él, quien lo decía: Ignacio Ecuín, más elegante incluso que Carlos Lapetra.




Cuidado con el Perro: Omnia vincit verbum. Si, además, ponemos música a este latinajo certero, nos topamos de frente con Cave Canem, donde la sílaba nasal lanza de inmediato un eco de campana gruesa, de badajo lento y armonioso, rítmico, pendular que vierte en los pabellones un aire cálido y pautadamente modelado. Tiene este dúo un qué sé yo de moderno clasicismo, un arrojo culto fundado en sus escorzos verbales y en su sabiduría musical: piano, voz, piano, voz...; voz, piano, voz, piano... agudos y llanos (es decir, inteligentes y modestos, como las secuencias tetrasílabas y trisílabas de ese ritmo versicular). David Guillén y Rafa Sanemeterio disponen así de una afición cuya lealtad está fuera ya de toda duda, una afición esdrújula, tónica y, por lo tanto, acentuada en su gusto, agudizada en su oído y son-ética. Tienen un no sé qué de atracción, un busilis —diría Galdós— que arrebata y que solicita más dedos y gargantas, plus des doigts et des gorges —diría Marcel Duchamp—, pero no más de dos: la voix et le piano, como atestiguó Claude Debussy para sus Chansons. Esta noche, con actitud, Les Champs Élysées sonaron a francés lombardo quizá por aquello de que fue María de Medicis quien decidió poner árboles a un camino en medio de un campo, pero sonó a francés. El Perro ha paseado elegante y sincero por entre los troncos, marcando incuestionablemente su territorio, incluido el arco del triunfo.

26.10.09

Noche de miedo


El próximo día 31 de octubre (noche de ánimas), a las 22:00 horas, organizado por la Asociación Aragonesa de Escritores, se celebrará en el Albergue Municipal (C/ Predicadores, 70) de Zaragoza la primera lectura de textos de terror bajo el lema "Hablando de miedo". En el mismo acto, la Editorial Olifante de Poesía y La Casa del Poeta de Trasmoz presentarán el Premio "Poesía de Miedo" en su edición de 2009 y proclamarán al ganador de esta cuarta edición.

25.10.09

Poesía para Perdidos: 24 de octubre 2009



Ricardo Díez

Enrique Villagrasa




EnriqueVillagrasa y Ricardo Díez. El presocrático Villagrasa y el lucreciano Díez han llenado esta noche de palabras la bóveda de La Campana. Irredento amador de la patria púber, del río de la infancia, Villagrasa ha traído debajo del brazo unas apotegmas (al decir de Juan Rufo) entreveradas de filosofía pura, de luminosas reminiscencias orientales y de sorpresas conceptuales que nos han advertido de su sabiduría y de su trasiego por los libros, por la línea del horizonte de un más allá infinito: ese horizonte que jamás deja de serlo, esa línea a la vez determinada e indeterminada, y al lado, muy juntos, otros poemas anclados a la vida, al discurrir de las cosas cotidianas, al embrujo de lo común resuelto en mensaje para todos, ecuménico. Bienhallado, Enrique.
Ricardo Díez ha vuelto a jugar con los matices tantas veces inadvertidos de la naturaleza y de lo natural. Para él, tal inadvertencia es incomprensible porque forma parte de su ser humano; tiene esa consustancialidad que otras tantas veces la inmensa mayoría no soportamos. Y, sin embargo, cuando la toca la palabra de Díez se nos hace de repente real, tangible, existente. Claro que Ricardo Díez da cuenta en seguida de que para él es inmanente lo que para nosotros sigue siendo una contingencia. Más hallazgo.
La música, esta vez, de Mrz. Crocodile, más maduras, pero siempre dulces, armónicas, elegantes; sobre todo, elegantes. Quisiera yo esa dulzura y ese recorrido diario por mis pabellones. Carla dio una lección pianística; Julia, sedosa y saxofónica; Juanma, el contrapunto discreto, la sombra imprescindible.

28.7.09

Contra la crisis

Lo decía Fénélon: "El peligro hay que evitarlo, pero una vez dentro de él sólo nos queda despreciarlo."

27.7.09

Fallo del II Premio Internacional de Poesía "José Verón Gomaz"

El alicantino Antonio Gracia gana el II Premio Internacional de Poesía “José Verón Gormaz”


Calatayud, 27 de julio. El poemario Hijos de Homero, del alicantino Antonio Gracia, ha sido el ganador de la segunda edición del Premio Internacional de poesía “José Verón Gormaz” organizado por el Ayuntamiento de Calatayud (Zaragoza), la UNED y el Centro de Estudios Bilbilitanos.

El jurado ha estado formado por los poetas y críticos literarios Manuel Martínez Forega, Joaquín Sánchez Vallés y Mariano Castro, por la concejala de Cultura, Julia Olivas (secretaria del jurado) y por el bilbilitano José Verón Gormaz, quienes han destacado la capacidad de la obra para “expresar hondas emociones sobre la vida y la muerte, el amor o la poesía, con una dicción cuidada y elegante”.

Los miembros del jurado también han tenido en cuenta “el excelente ritmo y cuidada morfología” de esta obra en la que el autor utiliza sobre todo el verso endecasílabo y el alejandrino de rima libre. La obra Los hijos de Homero está dividida en cuatro bloques aunque presenta una “unidad extraordinaria” en la que el hilo conductor son las referencias literarias y míticas. El jurado describe este trabajo como “un poemario muy bien construido, con un cuidado exquisito en el verso y en el lenguaje capaz de reflexionar y ahondar en algunas inquietudes manifiestas del escritor como la vida, el amor, el paso del tiempo o la poesía”.

Para José Verón Gormaz, escritor y fotógrafo bilbilitano que da nombre al certamen de poesía, éste es un libro que “produce emociones de diverso tipo, unas estéticas y otras sentimentales” y que invita a “meditar y reflexionar”, pero también a “disfrutar de la palabra”.

A esta segunda edición del premio de poesía “José Verón Gormaz” han concurrido 107 obras. La entrega del premio -6.000 euros, la edición de 1.000 ejemplares y cien para el autor- tendrá lugar el próximo mes de septiembre en Calatayud y, según las previsiones, el libro verá la luz en los meses de diciembre o enero de 2010.


****


Antonio Gracia (Bigastro -Alicante-, 1946), ha sido ganador de otros premios, como el "XXI Premio Fernando Rielo" por La epopeya interior (Fundación F. Rielo, 2002); el "José Hierro Alegría" por El himno en la elegía (Algaida, 2002); el "V Premio Paul Beckett de la Fundación Valparaíso" con Por una elevada senda (Ediciones Vitruvio, 2004), y el "XII Premio de poesía José de Espronceda" por Devastaciones, sueños. También fue galardonado en 2008 con el premio de la Crítica Literaria de Valencia por su obra “La urdimbre luminosa”.

Entre sus libros de poemas se encuentran títulos como La estatura del ansia, Palimpsesto, Los ojos de la metáfora, Hacia la luz, Libro de los anhelos y Reconstrucción de un diario.

24.6.09

No hay labios como tus besos: entrega final

9ª ENTREGA Y ÚLTIMA

Me voy de vacaciones unos cuantos días. Así que, por no dilatar las expectativas, dejo el resto de los poemas que todavía faltaban por incribirse aquí.
Bene vobis! Y hasta la vuelta.



25.
TERAPIA

Me ha curado tu quietud,
tu demora en el límite,
a punto de saber lo que ignoraba.
Hasta mí has llegado para acrecer
mi impaciencia.
Pero ahí reside el conocimiento:
en saber dónde se encuentra
el verdadero precipicio.

26. AROMA

Un perfume hecho carne,
dibujado en el aire
como se dibuja un gesto,
me ha prometido la fuerza vital
de lo selvático.
Te dejo ir, pese a todo,
pues, sin saber quién eres,
conozco lo que guarda
la memoria, y aquello que en la fronda
del silencio espera ser dicho todavía.

27. NUBE

A ese abandono de la nube
que en el telar de los nimbos
tus besos entreteje,
me expongo para ser sacudido
por el rayo impetuoso de tu duda,
para abrir de par en par mi boca
y que tu delicada pluma
con su fuego escriba
los signos del enigma.

29. ARQUITECTURA

Entregado a la euritmia de su forma,
rendido a su textura,
buscaré desde ahora ese lugar
donde, absorto en los ventanales,
se aloja el tacto que edifican
tus besos ejemplares

30. VENECIANISMO

En la ventana, en el agua, en la niebla...
tus labios han poblado de oro
un rito antiguo: yo, el Dux; tú, la mar:
Desponsamus te mared in signum veri
perpetique domini.
Y lanzo a las olas el anillo de tu beso
como lo arrojaría el héroe.

32. ESCULTURA

En el mármol quedó inscrita
la consigna de la forma,
el tiento justo del golpe
de las sinuosidades;
Nadie, sin embargo, esculpió lo dúctil;
nadie, sino tú,
ha convertido en talla el beso
y, por efímero, a la eternidad
lo ha entregado de su fuga.

SOBRE

Un abismo de márgenes carmesíes,
la adivinanza del aire,
el viento sospechado
en la boca de Eolo.
He descubierto en los ojos de tus labios
las distintas huellas del vacío,
el agujero blanco de un cosmos
preso para siempre entre mis manos.

21.6.09

No hay labios como tus besos: 16 de 26



8ª entrega


22.
INSTINTO

La verdad auténtica es siempre súbita. Nada oculta; todo de golpe lo dice. Como tu beso, es firme y espontánea, directa e ingenua. Existe otra verdad, sin embargo; la antagónica, la que yo no quiero aquí desvelar y en tus labios reside todavía.

24. CASI

Dejan los casi
la luz de la duda:
casi me caigo,
casi me da...
Hay tantos casi
que casi me besas.
Y en esa sospechada llama
que, de la timidez,
fulge en el pedernal,
he adivinado el fuego,
la lumbre que guardas
para otros labios.

16.6.09

No hay labios como tus besos: 14 de 26


7ª Entrega


20. EPÍSTOLA

Un ave, que es palabra,
se ha posado en el papiro antiguo.
Un trazo, que es un beso,
ha escrito que la edad,
esa única columna
que te sostiene, vuela,
como el verbo,
como lo ya dictado.

21. SOMBRA

Con la fecundidad del sol,
con la tibia ductilidad
del músculo,
en mi piel has impreso
la sombra
que me precede.

12.6.09

Feria del Libro de Alagón (Zaragoza)

FERIA DEL LIBRO DE ALAGÓN (ZARAGOZA)

Domingo 14 de Junio de 10,30 a 21,30h.
Plaza de la Alhóndiga
Alagón (Zaragoza)

Firmarán los poetas
  • ANA MUÑOZ y MANUEL VILAS: "VII Festival Internacional de Poesía Moncayo"
  • ÁNGEL GUINDA: "Toda la luz del mundo" y “Claro interior”
  • MANUEL M. FOREGA: "Ademenos"
  • LUIGI MARÁEZ: "Premio Poesía de Miedo"
  • ÁNGEL SOBREVIELA: "Roma"
  • OCTAVIO GÓMEZ MILIÁN: "Nada mejor para esta noche"

10.6.09

No hay labios como tus besos: 12 de 26


6ª ENTREGA


16. CASTIDAD

Semejante al delirio,
conserva la castidad
un último gesto de cordura.
No es la razón quien tiende
sobre el oasis
el velo del pudor;
es el frenesí quien
detiene tus labios
a la orilla de la sed
de los desiertos.


17. GÓTICO

Una bestia inimaginable
dibuja el dintel
de una entrada
a la estancia oscura
donde un haz de luz lunar
dibuja tus labios
inaprehensibles.

7.6.09

Poesía para Perdidos: 6 de junio de 2009

Hoy ha concluido el ciclo de primavera de las sesiones de Poesía para Perdidos, y lo ha hecho con dos atractivas y complementarias presencias, la de Elena Medel (Córdoba, 1985) y Jesús Jiménez (Zaragoza, 1978).



Elena Medel
es uno de los mejores ejemplos que conozco de la última poesía que osadamente ha urdido el cambio profundo de la morfología convencional. La hibridación del discurso poético hasta deslindar sus límites, hasta borrarlos. Esto, que era antiguo, fue desechado por los ortodoxos, pero, como todo rescate, tiene ahora la satisfacción de ser mostrado absorto de elegancia y vitalizado. Este discurso nos habla, por ejemplo -¡tan joven!-, del lost paradise de la infancia, de determinada infancia, de la pérdida del humanismo con afán de venganza (de la buena venganza, se entiende; esa venganza que de la ruina levanta otro orden). Cuando se mira a sí misma lo hace con amor y con dolor, un debate humano inacabable y, cuando mira a los otros o a lo otro, censura, arremete contra esa soledad inconsciente de quien es incapaz de encontrar en su próximo otro valor que la pura seducción de la forma. Elena Medel ahonda, escribe y dice, y sabemos que en esta imbiosis semántica no es lo mismo una cosa que la otra, con ello ha sabido trascender su intimidad doméstica al plano de lo absoluto porque el tiempo no deja para mucho más: el drama de la transgresión de la edad, auténtica epopeya una vez desaparecida la convencional de este mundo en directo, sin mediadores orales que construyan la leyenda hermosa de aquel sobreviviente bajo el ajado terciopelo del corazón (¡oh pórtico de rosas!). Escritura de la diversidad para enriquecer los ánimos, los saberes, los sentidos... Ya no cabe el caduco discurso postmoderno de la lógica urbana y el renovado spleen, el relato de un anecdotario privado sin interés, baladí, huero, común, vulgar. Queremos a Diógenes de nuevo, reclámese: "busco un hombre" para discutir de la gramática de los sentidos, de la semántica del corazón: escribir, escribir... sobre la luna, sobre el papel, sobre el lecho, sobre la noche, sobre el alma, con la pluma, con el ala, con el azul del éter, con el granado oriental, con la tinta extraída de la eggplant china.



Jesús Jiménez posee una visión muy aguda, y todo lo que ve lo pasa por un tamiz intelectual cuya construcción debe mucho a su natural condición; es decir, a su inteligencia genética y otro mucho también al manejo del símbolo, cuestión que parece unas veces consciente y otras no. En cualquier caso, me parece a mí uno de los poetas de mayor envergadura que trasiegan por los campos de pluma españoles, afirmación que está muy lejos de ser gratuita ni doradora de píldoras mientras nos tragamos, por contra, unos pildorazos poéticos que ulceran nuestro estómago ya demasiado estragado sin que nadie se queje. Su lengua es fortísima, la de Jesús, digo, y jalea a las palabras para que hagan escorzos barrocos y nos enreden más entre sus bucles zoomorfos y su cosificación y sus personalizaciones a veces grotescas, tanto que es mostrarnos la realidad desde un perspectivismo nuevo con el que pocos han dado, y a ese -en cierto modo- desdén Jesús Jiménez se entrega con una seguridad que sobrecoge. con una irracional venda envolviéndolo todo: el nombre soslayado que es nombre destinal, poder verbal nunca azaroso o sí, reflejo del ánima, dispositio imagibus, magia en lo alto de la escalera, nombre dado, o nombre dardo en la Diana lunar. Tal mayestático homenaje a la palabra deslinda la conciencia entre la vida y la palabra no dicha; no se confiesan verbalmente las certezas porque se confía en que los demás harán privada deducción arropados por otros oportunos transgresores de la verdad. Hay muchas pasiones en una pasión y toda clase de voces en una voz, en un rumor, y esto es así porque todo discurso es indirecto, porque el lenguaje no es la vida; el lenguaje ordena la vida, da órdenes a la vida; la vida no habla, escucha y espera, de la misma manera que esperó pacientemente en el mar siendo ameba. El velo de la palabra, nuevo paganismo que hinca sus raíces en el subsuelo del plano mercurial. El velo que protege de la materia agresora, pero pone en primer plano el verdadero rostro de la magia, de la maga y su liturgia. Laquesis se oculta detrás, es la más joven y caprichosa. Su poder: eterno frente a la temporalidad del gozo. Lleva el camino indefectiblemente de nuevo al lugar del que se parte, sujeto el destino a un raíl bien templado. La palabra: nuestra imagen en el espejo; el nombre permanece en su nada hecho palabra para unir en el lenguaje los destinos compartidos y entregarse individualmente al ángel más oscuro.



Y, para el intermedio y la coda, Lousiana, pop del bueno, simpático, sorprendente y eficaz. Canciones de amor desenamorado. Ana, cada vez mejor en el escenaro y más hermosa; Luis, improvisando y contrapunteando a lo loco cuerdo. Y les acompañaba Richi, discreto y asombrado. ¡Qué bueno todo!

Poesía para Perdidos

La Asociación Aragonesa de Escritores ha cerrado hoy, día 6 de junio, el ciclo de primavera del programa Poesía para Perdidos que viene desarrollándose con el patrocinio del Gobierno de Aragón y con la colaboración de "La Campana de los Perdidos " (C/ Prudencio, 7) de Zaragoza.
El programa se reiniciará el día 3 de octubre y continuará con las mismas pautas durante los tres próximo años. Lo constatable de estas sesiones poéticas con pausas musicales en vivo es sin ninguna duda su excelente acogida y el destacable nivel literario de los poetas participantes, criterio, éste último, en el que se ha puesto el pertinente cuidado y que también se aplicará en el futuro. El programa está fundamentalmente destinado a acoger a poetas aragoneses y, en un porcentaje estimable, a poetas pertenecientes a la Asociación Aragonesa de Escritores sin embargo, sería absurdo (y literaria e intelectualmente inmoral) prescindir en estos ciclos de la presencia de escritores tremendamente seductores y que ni son aragoneses ni miembros de la AAE. Por eso hay que felicitar a la AAE por atestiguar que su objetivo está más allá del ombliguismo intelectual y del corporativismo literario.
Hasta octubre y poesis vivax.

4.6.09

Noches de Juglares 2009. 13ª temporada. ¡Viva El Silbo!


Uno de los mejores ciclos que cada año se programan en Zaragoza. Además, constituye el triunfo de la Periferia sobre el Centro.



No hay labios como tus besos: 10 de 26


5ª ENTREGA


13. POMONA

Te he advertido
en el jardín cerrado,
con el flujo otoñal
que rinde a Pomona
los pasados placeres,
pero guarda asimismo
en los tallos
de los últimos aromas
el hálito vital
de la planta Fénix.

14. VIRTUD

El sabio clásico
levantó la casa de la virtud
habitándola desnudo,
y tus labios, virtuando
los míos, han abierto un ventanal
por donde respiran el aire limpio
y el cejo beben de la aurora.

Mensaje institucional

30.5.09

No hay labios como tus besos: 8 de 26


4ª ENTREGA


12.
LA TERNURA

Como la hostia en el paladar del niño,
así permanece todavía
aquel beso de un cuerpo ausente
en mi cuerpo; adherido
a la piel translúcida,
disolviéndose poco a poco,
aún, ahí, de mi mejilla
en la ultradermis.

S/N. TEMPUS FUGIT

La mirada parpadeante
que admira por un instante
la belleza;
el primer llanto del neonato
escandalizado de súbito por el mundo;
la fuga del preso irredento;
el coma que precede a la muerte;
tu beso como el imago de la falena.
Todo en tus labios
se lo ha llevado el tiempo.

28.5.09

CATALONIA IS NOT SPAIN

ES

No sé cuántas octavillas, pancartas y demás soportes filipescos van a repartir los jóvenes catalanistas en Roma aprovechando que allí se juega la final de la copa de Europa de fútbol en la que interviene el Barcelona F.C. En esas pancartas podrá leerse «Catalonia is not Spain» y, en los panfletos, se explicará (con la brevedad que es presumible colegir) cuál es la realidad de Cataluña, sus señas de identidad inequívocamente singulares y todos los demás iconos de su pedegree. Ardua labor de síntesis sin duda.
La primera incongruencia es la pancarta: Catalonia is not Spain, en inglés, para afirmar contundentemente que su legua es el catalán; la segunda, Catalonia, término muy catalán también que reafirma su espíritu reivindicativo. Y, con seguridad, los textos, en inglés —¡faltaría más!—, invocarán y evocarán las excelencias de una tierra y de una historia cuyas fuentes han sido descaradamente robadas y sus insignias usurpadas; es decir, precisamente lo que Cataluña ha venido haciendo durante los últimos treinta años de transición respecto a las fuentes históricas, icónicas e índices de un enjundioso supraconcepto histórico que encierra la entrada histórica «Aragón».
Yo me preguntó a quién interesará toda esa propaganda relativa a un territorio diezmado hasta la irreconicibilidad en su catalanismo e inmerso en graves deliberaciones internas conscientemente omitidas para que no salga el humo de su casa incendiada, eso en España; fuera de España, ¿qué demonios es eso de Catalonia? Incluso yo me lo preguntaría.
El equipo de fútbol Barcelona F. C. se ha politizado interesadamente (no es el único, claro) hasta extremos que no cabía sospechar y se lanza a la palestra de una final deportiva con la insignia de "equipo nacional" oficioso. Llama la atención, no obstante, que de los jugadores que componen su plantilla apenas tres son catalanes de segunda generación. El resto procede de África, Francia, Brasil, Argentina, Finlandia, Rusia... y aun un par de sus "catalanes" lo son per ius soli; es decir —y como les gusta decir a los propios catalanes—, "charnegos" (Hernández y Valdés), y uno de sus mejores profesionales es de la provincia de Albacete.
Nada nuevo bajo el sol: es el sino del complejo.

(Fotografía: El País)

27.5.09

Ha muerto José Miguel Ullán (Villarino de los Aires -Salamanca-, 1944-Madrid, 2009)




TESTAMENTO

la voz es voz
hiciera
añicos las palabras redentoras

...la quijada blandida,
la mueca de tu hermano,
la saliva secreta, la agonía
capaz, de darte posesión primera,
última ya (oh cuerpo ensangrentado),
herencia de este salmo, tierra ajena,
fuga para siempre, libertad cautiva...

la voz es voz
no existe

no existe aroma nuevo

cerrad mis párpados.


(la fotografía es de la agencia EFE)

24.5.09

Poesía para Perdidos: E. Quintanilla. Á.Sobreviela



Sencillez excelentemente ritmada; tino en la ironía, incluso en el humor franco. Y no sólo eso, sino drama abordado con una naturalidad pasmosa, relieve en la expresión, opulencia léxica sin desnaturalizar el mensaje; lírica rica que ha colocado en su sitio tantos asuntos vitales. Uno de ellos, el tiempo, proyectado en ese muro infinito que tanto les habría gustado a Octavio Paz y a Luis Cernuda, y no sólo a Paz, sino, desde una perspectiva más ociosa (pero no menos cierta y emotiva) a Einstein. Digo yo que si este decir que atesora en la forma uno de sus grandes valores (¡cuántos negados lo negarán!), que se ciñe sin apreturas a la exacta medida de los heptasílabos, decasílabos, endecasílabos... sin forzar ninguno; que ciñe, digo, la cintura de la modelo sin tacones, sin la sobreactuación ni el escándalo amanerados de las pasarelas, no será, digo otra vez, un aviso, un punto y aparte para tanto descreído. Una escolástica saludable y necesaria para quienes descienden a los abismos de la originalidad para encontrar sólo escombros y destrucción donde creyeron descubrir el fuego, la zarza en llamas de una nueva ley que no existe sino en el oficio que ha de ser dictado con sentido. Todo esto y más que no atañe a la brevedad imperativa nos acaba de dictar Emilio Quintanilla. Añádase una dicción en la lectura con maneras de rapsoda ahistriónico, atendiendo a la pausa justa de las cesuras y de la prosodia escrita para ser leída correctamente. La prosodia es a la lectura lo que el pentagrama a la música, que no se nos olvide. Un bravo por Emilio y por su presencia en Poesía para Perdidos.
Ángel Sobreviela definió bien qué es lo que incumbe a tanto prosaísmo enfangado en una urbanidad angosta, perdida y apiñada (como la columna de La guerra del fin del mundo) en los callejones aledaños a la palabra, fatigados y ciegos sus suscriptores sin dar con ella, pisoteándose, unos sobre otros con idéntica impostación y análoga ignorancia. Épica, épica otra vez, por favor; que nadie diga que ha desaparecido. Épica de la hermosura; rescatémosla de la ruina del tiempo, de su indigencia, traigamos las formas de su memoria y a la memoria sus formas, cabalguemos sobre las estepas zoomorfizando y antropomorfizando cuanto encontremos a nuestro paso; demos con el nervio intelectual, rescatemos la belleza de las garras de lo trivial y de lo vulgar. Que se citen los cultismos (¿qué daño pueden hacer los cultismos que no sea una raspadura en la moral morfológica del estólido?) Ese héroe modesto existe y se mira a sí mismo y nos dice que todos los tiempos pueden ser uno (para el poeta lo son, lo ha dicho Oscar Wilde y yo lo creo) y que es posible tener juntos en la mano el presente el pasado y el futuro y que eso nos puede producir pánico (lo ha dicho Thomas Stern Eliot: "En un puñado de polvo conocerás el miedo", y yo también lo creo). Me visto la loriga, luce la plata contra el hierro y empuño el bronce. El oro brilla lejos, inalcanzable: ¡cuántas calaveras en el camino de su consecución! Sobreviela nos lo ha advertido esta noche y ha hecho de necesario mediador.
Pausa y coda: Nadie y la revolución; Nadie y la iconografía prepostmodernista (otra de las cosas necesarias que conviene no olvidar); Nadie y la poesía de un mundo crítico y en crisis, como aconteció allá por mediados del XVII. Poco ha cambiado lo necesario desde entonces.

(La fotografía de E. Quintanilla está tomada de su blog; la de Á. Sobreviela, es de Forega)

18.5.09

No hay labios como tus besos: 6 de 26




10.
SAGRADO

Con un ramo de luz
y la mano tendida
al dintel del fanum,
la vestal ha suplantado a la bacante.
Pero así es lo sagrado: un decir
que guarda silencio.

11. CONTINGENCIA

Lo supo Olpiano
y, acaso con él, tú
de nuevo me has revelado
que toda filosofía es
inmanente admiración;
con más claridad,
en cualquier caso,
han dicho tus labios
que sólo en su desnudez
es contingente lo humano.

La ley del más fuerte

Pre-EXPO: subida de los impuestos hasta un 60 % o más en muchos casos; EXPO 2008: ocho millones de euros de deuda; recorte de dos millones en el gasto social; promoción de la EXPO de la acelga; construcción del campo de fútbol sin saber cuál va a ser su financiación (yo sí lo sé). Todo para vendernos la moto de que Zaragoza se va a convertir en una "ciudad moderna": ¡horteras!
¿Tiene otra opción la Administración municipal para capitalizarse que no sea la de poner la pistola en la sien del ciudadano en cualquier callejón del trámite administrativo?
El último chantaje, porque es un chantaje descomunal, lo constituye la amenaza de "apropiarse" de tus bienes si no pagas las deudas contraídas con el Consistorio (¡menuda palabreja! que desconozco en qué consiste). Se trata de una amenaza dirigida sobre todo a los deudores de multas, de estacionamiento en su inmensa mayoría, a la vez que resulta lo más común del mundo ver el Audi tintado de cualquier concejalillo acudir con su ocupante a un acto y aparcar en la acera, en las isletas o donde haga falta, del mismo modo que es más común todavía ver cómo los vehículos de los guardias mu(l)tantes aparcan donde les sale de los cc. para ejercer su facultad sancionadora, sabido, como se sabe, que son esos vehículos los primeros que carecen de facultad para violar las normas de circulación y deberían ser igualmente sancionados en derecho. Este mismo Ayuntamiento pacta con empresas privadas la sustracción de un derecho público. Ejemplo: la ocupación de la zona azul de estacionamiento junto a la plaza de toros por los vehículos comerciales de la Telefónica. El mismo Ayuntamiento no carnal que habilita en los barrios "ricos" zonas de estacionamiento para residentes y las soslaya en los barios "pobres".
Muchas de las multas de estacionamiento se ponen a traición: a la hora de comer o de dormir; esto es, cuando el ciudadano trabajador se encuentra reponiéndose para seguir con la actividad productiva que le demanda la sociedad y, sobre todo, el amo. Y no es moco de pavo que, cuando estás en el mejor de los sueños, a eso de las 2 ó las 3 de la madrugada (¿no hay otras cosas mucho más seductoras en lo concerniente a la seguridad ciudadana a esas horas que multar a un coche "mal" aparcado?), o cuando estás echándote al coleto un huevo duro a eso de las 3 de la tarde, te endilguen un multazo de 92 euros porque la "norma" así lo dice mientras lo niega la razón. Esos 92 euros (¡cuántas veces son 184!) desequilibran, en muchos casos (y ahora más), las previsiones mensuales de una familia, porque llueve sobre el mojado de la hipoteca, del paro, del alquiler y de la madre que los parió.
Una ciudad que carece de infraestructuras de transporte público para el traslado a los lugares de trabajo, sin anillos de cercanías y que, por tanto, obliga al trabajador a buscarse la vida a través del coche; una ciudad que es altamente deficitaria en estacionamientos públicos (¡y a qué precio!); más aún en estacionamientos de explotación pública; cuyas actuaciones en la mejora urbana o modificación del trazado de las calles lleva sistemáticamente aparejada la eliminación de plazas de estacionamiento libre..., debería pensarse qué hacer con estas deficiencias o, entre tanto, no machacar todavía más las economías domésticas. O (¿por qué no?) invocar el cierre de la GM (muerto el perro, se acabó la rabia). ¡Qué barbaridad, cerrar la GM! Pues claro que es una barbaridad. Pero una cosa u otra. O multas o consumo; no podemos con las dos cosas.
Se trata también de atacar por el lado sensible del ciudadano, que ha llegado (como constata el poema de Manuel Vilas) a querer a su automóvil como a un hermano o como a una amante prematuramente envejecida. Estos amadores constituyen, hoy por hoy, una inmensa minoría en la que se encuentra muy cómodo este tipo de estrategias recaudatorias. Se trata, en todo caso, del acoso inadmisible de una Corporación (¡menuda otra palabreja! que, en asuntos de política municipal, propende a la obesidad mórbida). Hay que sacar la pasta de alguna parte, como sea. Nos hemos gastado lo que no tenemos. Hay que engrasar los pestillos del cofre municipal para que no chirríen. Hemos llegado a tal extremo de enajenación crítica que el Ayuntamiento ya no muestra ningún pudor en anunciar cuáles son sus previsiones (o necesidades) de ingresos por multas de estacionamiento y de circulación. Y son cifras realmente escandalosas. A ello se aplica, además, con prácticas prevaricadoras, pues, existiendo antecedentes jurídicos, sabe que no puede "apropiarse indebidamente" de un vehículo mal estacionado y cobrar el arrastre; sólo podría trasladarlo a un lugar donde no entorpeciera la circulación y nunca cobrar ese servicio.
El problema es mucho más profundo, naturalmente, y atañe a la progresiva deshumanizacion de la política, incluso de la más cercana, la municipal. Si la financiación de las Administraciones Locales constituye un problema grave y antiguo que exige reparación, entre tanto esa reparación llega, cabría pensar qué proyectos e inversiones es capaz de asumir cada Ayuntamiento. A lo mejor no se puede hacer la feria de la borraja, ni el campo de fútbol; a lo mejor la EXPO nos empobreció más que nos enriqueció. El que mucho abarca, poco aprieta; quizá sea éste el problema. Pero recurrir al atraco, ¿no es una desmesura que condena sin paliativos la razón elemental? Somos un objeto sujeto a los caprichos normativos de la quiebra presupuestaria, algo que nos atañe sólo a medias, pues estamos consintiendo sobreabundantes despilfarros en cuestiones tan aparentemente vacuas como unos gastos de representación que han adquirido naturaleza estatutaria. Y todo esto lo está haciendo una "izquierda" de derechas, incapaz de tutelar con armonía los ingresos y aplicando las más rancias tesis del antiguo veedor setecentista. Los diezmos se han convertido en treintamos o más, y, si no estás conforme, lanzo al ejército de invisibles recaudadores cuya infantería te trinca el coche, lo venden por cuatro perras, se quedan los 30 euros que les debes y santas pascuas: "Después de mí, el diluvio". La incapacidad material de réplica jurídica por parte del ciudadano es bien conocida de la Administración.
Pero lo más grave es que es éste el mismo Ayuntamiento que no paga sus deudas y que ha mandado a pique o dejado en tanganillas a unos cuantos pequeños empresarios. No creo que éstos tengan la suficiente cobertura legal para enfilar su metafórico cañón hacia la puerta de la Plaza del Pilar.
Es la ley del más fuerte.

11.5.09

No hay labios como tus besos




Más dos poemas: tercera entrega.

8. RICTUS GRIEGO

No redimió Paris
su beso en la manzana;

pero sí tú: me has dejado

en tu fruta la dicha de Afrodita,

aunque el anhelo de Hera.


9. IMPLOSIÓN

La granada de la ciencia;
sus semillas esparcidas

han dado con el modelo exacto:
dos frutos fucsia

implosivos en la cárcava
de mi boca.

6.5.09

Beso nº 7: secreto desvelado

La imperación. Voilà el vídeo del beso más duro y húmedo (por David Panda de Tolos)

No hay labios como tus besos


Poemas números 6 y 7 de la acción del día 14 de febrero de 2009 en FNAC: segunda semana; segunda entrega.


6. PÁJARO

Un canto, un aroma,
un pájaro de madrugada
en la rama de olíbano
yace crucificado.

7. EN LA PIEDRA

Así como la piedra guarda el tiempo,
así como le es dado en cada esquirla
donar el agua que atesora,
así, del mismo modo,
me ha besado la piedra,
con su misma forma,
idénticamente líquida.

27.4.09

No hay labios como tus besos


Iré dejando aquí un par de textos semanales siguiendo la serie ordinal de los besos recibidos. Cada una, por lo tanto (si recuerda el número que le correspondió), podrá localizar fácilmente su poema. He de advertir que se trata de redacciones provisionales, no defintivias, y que, casi con toda seguridad, sufrirán variaciones.
Debo agradeceros otra vez -y no me cansaré de hacerlo- vuestra disposición y generosidad.
Voilà!

2. BRISEIS LUXOR

Como el vuelo del ibis sobre la tumba

donde yace el enigma,

un soplo tibio de tu boca
despertó al príncipe.


No te vayas; deja que mis párpados

aún abatidos por la muerte

se fecunden de luz y nieguen

la sombra donde yago

3. ESPONJA

La dúctil urgencia de la esponja

ha vertido de su perfume un ápice licuado.
Y he conocido en el instante

los labios del mar.

26.4.09

"Poesía para Perdidos": 25 abril 2009: Eva Vaz y José Luis Piquero






De verdad ignoro si la poesía ha sabido flirtear con la figura de su ejecutor; si éste, el poeta, flirtea con su personae. Pese a Pessoa (de cuyas razones no dudo), subyace una verdad en toda palabra poética. Anoche, José Luis Piquero advirtió de esta característica definitoria en su concepción de la poesía; sin embargo, también reiteró que sus epígrafes y sus emblemas nominales eran máscaras que, como la lengua del camaleón, atraían hacia sí —en un rasgo meritorio de empatía— al otro o a lo otro. Esas máscaras (es decir, los personae o, lo que es lo mismo, los ‘nadie') actúan como atavíos en cierto modo representativos de la salida al mundo (que, digámoslo de inmediato, se traduce ‘limpio'). Allí, en el mundo, José Luis Piquero dedujo bien que no es tan limpio e, incluso, coligió que muchas de sus proverbiales basuras es lo que de verdad nos hace ser lo que somos. La distancia, empero, de la máscara, ese velo sólido que parecería impenetrable como el gesto del actor in scœna, transfigura su imagen por medio de la palabra poética de Piquero para convertirse en el auctor, desmintiendo, así, el significado del axioma a mente vultus fingitur con la inclusión de un simple adverbio: a mente vultus non fingitur. Sí, es verdad que no habría sido necesario acudir a tantos latinajos para repetir de nuevo que allí donde se encuentra lo convencional, si se topa con Piquero, se convierte en aconvencional, y para ello, además, toma la distancia justa, la que jamás hace errar al camaleón y le permite envolver al objeto y al sujeto en la certeza de su lengua.
Paul Valéry afirmaba osadamente que «el dolor es música». Por supuesto que se trata de una metáfora, una metáfora hermosísima producto de una intuición desgajada de su aplicación a la física cuántica. Eva Vaz (a quien tuve oportunidad de escuchar hace unos años en el Festival Internacional de Poesía «Moncayo») probó que Valéry tenía —tiene— razón. Con sus versos ha invertido la metáfora y nos ha mostrado que el dolor puede ser —es— música. Esos poemas escatológicos (no a la manera de Nietzsche, no; lo digo como lo diría Gracián, aunque se parezcan) buscando con perseverancia las razones del final, de los finales, de los abismos del drama tienen un qué sé yo de reinterpretación que los convierte en melodía: un tránsito vital que —ahora sí— difícilmente Nietzsche reprobaría. Sin embargo, bajo la aparente pátina de pesimismo, sus poemas vierten en la crátera de la vida aquel componente que los hace decididamente verdaderos: la realidad (así, dicho de sopetón, parece un topos vulgar), que no es moco de pavo, pues suena, suena con armonía concertada.
Y, a todo esto, Cuidado con el Perro (David Guillén -piano- y Rafa Sanemeterio -histrionismo y voz-) nos abandonó a los placeres del swing. En posición decúbito supino, nos largó un blues para emborracharnos y, una vez más (pero ésta con matices añadidos), nos regaló con El intelectualoide, un tema genial que Rafa aderezó con una "bola con nieve por dentro", y dentro estaba la Pilarica, volteándose como un moñaco. El intelectualoide es ya, incontestablemente, el himno de este ciclo de Poesía para Perdidos que dos sábados al mes organiza la Asociación Aragonesa de Escritores en "La Campana de los Perdidos" de Zaragoza.

(Las fotografías están tomadas de sus respectivos blogs)

23.4.09

Ana Muñoz en "Qué leer"


POEsíA



Una joya poética

Ana Muñoz ha escrito y ha escrito bien. El lector leerá en este primer libro azul de la joven aragonesa, aunque nacida en Cuenca, versos que cual trallazos lacerarán su cerebro. No cabe duda alguna: ha nacido un poeta de raza. ENRIQUEVILLAGRASA


Sólo para la noche (Lola Editorial), de Ana Muñoz (Cuenca, 1987), es un poemario coherente y sumamente personal, que engancha desde el primer verso, "Mi madre me persiguió escaleras abajo", hasta el último, "Léeme bien, o no me leas, porque lo demás urge". Sólo los elegidos son capaces de escribir poemas con tanta enjundia. Es una joya poética, en la que se refleja la crudeza de la vida del yo poético, de una forma hermosa. Escribe los versos con tanta vitalidad que dignifican lo retratado en ellos. Una auténtica reflexión vital.

13.4.09

No hay labios como tus besos


El flyer lo han compuesto Carolina y Ciro. Allí os esperamos unas cuantas y unos cuantos. Y, a partir de la semana próxima, el vídeo en la red.

11.4.09

Restitución de la República. Himno de Ángel Guinda


¡Viva la República!


Restitución

A la III República Española

En nombre de la sed, el agua, el fuego,
en nombre de la luz y las tinieblas,
en nombre de las nubes y del suelo,
en nombre de la sangre derramada,
que vuelva al pueblo lo que es del pueblo.

En nombre de la paz y la paciencia,
en nombre de la efímero y lo eterno,
en nombre de las piedras y del aire,
que vuelva al pueblo lo que es del pueblo,
en nombre del presente y del futuro.

En nombre de lo mínimo y lo inmenso,
en nombre del silencio más atroz,
en nombre de la fuerza del deseo,
en nombre de las calles y el placer,
que vuelva al pueblo lo que es del pueblo.

Ciegamente, con el puño en el sol,
en nombre del relámpago y del trueno,
en nombre de la historia del dolor,
hablo al destino, pienso, lloro, impreco,
escribo a viva voz. ¡Restitución!

5.4.09

No hay labios como tus besos: conclusión republicana


Queridas amigas, primero; amigos todos, después:
El próximo día 14 de abril, a las 20:00, en la librería El Pequeño Teatro de los Libros (C/ Silvestre Pérez, 21) de Zaragoza, daré lectura a los 25 poemas que prometí escribir tras la acción del pasado 14 de febrero en la FNAC. Fueron 25 besos; he escrito 25 textos. Los leeré en el mismo orden en que me fueron generosamente entregados.
Como deduzco que muchos estaréis de vacaciones (algunos ya las habréis comenzado) durante la semana entrante (yo mismo me largo hasta el jueves), y dada la proximidad de la fecha del 14 inmediata a las vacaciones, ruego a quien dé con este post que comunique por sus medios la noticia del acto a sus colegas.

29.3.09

Poesía para Perdidos: Mariano Castro y Alfredo Saldaña





























Las fotografías son de Ángel Sobreviela

Mis muy queridos hermanos Mariano y Alfredo, perfilados emotivamente por el estupendo croupier Miguel Ángel Yusta, estuvieron anoche en La Campana de los Perdidos (Rodo y Elena cuidan de estos sucesivos Heracles sabáticos como lo haría el mejor Anfitrión), llenando el local hasta los baños (que están arriba) durante una sesión más del ciclo Poesía para Perdidos que —puede decirse ya— se ha consolidado como uno de los programas literarios de mayor convocatoria de los que se hacen por aquí e incluso por allá. La Asociación Aragonesa de Escritores tiene mucho que decir en este asunto, pero más los poetas; sin ellos, casi nada es posible. Vivimos en un ambiente social con graves patologías recidivantes y una de las terapias mejores es escuchar a los poetas, como anoche escuchábamos todos, admirando en sagrado silencio, las redondeces perfectas de una seductora palabra contoneándose, atractiva, por entre las conciencias y la revelación de la vida y de la muerte, de la nada y del silencio, de los golpes certeros sobre nuestras dudas. Porque, cuando el poeta habla, todos adivinamos que sus palabras contienen muchas verdades, tantas certezas que desvelan nuestras inadvertencias presentes y mucho de aquel mensaje profético que nos avisa de lo por venir. Mariano Castro y Alfredo Saldaña hicieron anoche eso mismo, y lo expresaron con, además (por si fuera poco), con elevadas dosis de belleza, desnudos ante el ágora, con el ánimo sumido en la mirada que ve y anuda las semánticas a nuestra ánima.
El trío Nadie llenó el intervalo musical con parecido compromiso ético frente a una realidad disgustada y malhumorada, y lo dijo con sus letras y las de otros. Una noche inolvidable, como vienen siendo todas las noches de esos sábados concebidas para perdernos.

Reivindicación y fiesta. Acción directa



27.3.09

20 AÑOS DE LOLA EDITORIAL


El logo es obra de Iris Lázaro. Lo he recuperado cuando creí haberlo perdido.
Tras la lectura de ayer, lo encontré en casa por azar entre algunos papeles también dados por perdidos
(habrá que creer en el poder de los aniversarios)













Las fotografías son de David "Panda de Tolos"

Queridos amigos:
Fue para mí la de ayer una tarde-noche inolvidable, entrañable y rodeado de gente a la que quiero. Por lo tanto, debo agradeceros a todos vuestra compañía y vuestra colaboración; también el esfuerzo de acudir a la lectura en este vigésimo aniversario cuyas secuencias han pasado en un parpadeo. Desde Benito Muñoz a Ana Muñoz (concidencia como otras muchas que han ido jalonando la modesta historia de Lola), se ha tendido un puente poético del que me siento sinceramente satisfecho (algo que no hubiera sido posible sin vuestras aportaciones), y que quiero compartir con todos vosotros. Sabed, pues que Lola Editorial también es vuestra y que, a pesar de los tropezones financieros que la han sacudido, seguirá perseverando en su práctica autogestora y en su seriedad selectiva siempre que disponga de fondos.
Casi todos los títulos de la colección Cancana están agotados. Permitidme la arrogancia de felicitar a quienes tenéis la fortuna de poseer los 30 volúmenes de los Libros de Berna; pero, quienes no dispongáis de todos, sabed que en la librería Antígona es posible que quede algún ejemplar para completarla.
Gracias y un abrazo fuerte, queridos Benito Muñoz, Carlo D'Alessio (que leyó a Montale), Ángel Guinda (que se leyó a sí mismo y a Xulio Valcárcel, Sopeña, Rosendo Tello y Luigi Maráez), Carmen Solsona (que leyó a Sagredo), Javier Sanz Becerril, Sarah Forsey (que leyó a Plath y Cullen Bryant), Alfredo Saldaña (que leyó a González, Gracia, Hernández, Járboles, Longás, Fernando Andú y Luis Alberto de Cuenca), Javier López Clemente (leyó a Petisme y a Sánchez Vallés), Miguel Ángel Yusta (a Esquillor), Fernando Burbano (a Esquillor y Ferreró), Fernando Sarría (leyó a Chusé Raúl Usón y M. A. Ordovás), Octavio Gómez Milián (a Sergio Algora), Trinidad Ruiz Marcellán (a Mohsen Emadí), Ana Muñoz (a Mandiargues y a sí misma), Luis Trébol (a Jimeno Juárez y Pepe Verón), Ortiz Albero, Ricardo Díez, Carmen Aliaga (a Clara L. Montenegro y Cristina Járboles), José Antonio Conde, Luisa Miñana (a C. Dolores Escudero y a Patricia Boero), Emilio Pedro Gómez. Y gracias a Josef Kosthoryz, Antonio Cabalgante, François Villon, Pedro Betancur, Jordi Fdez. Tordera, José Martín Rufete.
Gracias a Carolina y a Ciro, que tienen y ofrecen con generosidad una librería (El Pequeño Teatro de los Libros) sorpredentemente hermosa, como no había visto ninguna.
Y gracias a Ingrid Magriñá, a Dolan Mor, a Mónica Gorenberg, a José Luis Gimeno, a David "Panda de Tolos", a Arancha Ortiz, a Ángel Sobreviela, a Natividad, a Rafael Luna...
Gra
cias a todos.