31.12.08

400 muertos. 1900 heridos: niños, mujeres, civiles...

© fotografía: Grupo Prisa, S.A.

Los israelíes han vuelto a matar a lo grande; lo suyo son las carnicerías, las hecatombes, como si sus dioses les exigieran un sacrificio puntual y extentóreo: es su Bahal-Zebub, ese "Señor de las moscas", que les pide cada vez más cadáveres.
Mal año tengan los israelíes que matan y los que mandan matar. Mal año tengan los que han borrado el 5º mandamiento de las tablillas mosaicas.


¡Que Palestina viva!

2 comentarios:

Ricardo dijo...

Feliz Año Manolo, es tremendo lo que está pasando, no tengo palabras. Te deseo todo lo mejor para el 2009 y que siempre, a pesar de todo, tengamos motivos para la esperanza.

Un abrazo.

Manuel Martínez Forega dijo...

Lo mismo te deseo, Ricardo, aunque la esperanza, con los israelíes, está perdida.
Abrazos.