3.5.08

Los sitios de Zaragoza

Nos han jodido pa vino. Aquí, todo el mundo pasa y, en la periferia coolta, nos hacen un bocadillo de clavos mientras la endeble socialdemocracia aragonesa ha de tragarse el de lombrices. La EXPO ha significado, a la postre, una especie de crédito vitalicio que nos tiene cogidos por las pelotas mientras pasamos por el tiempo y su moneda se devalúa. ¡A callar! El Solbes nos debe 400 millones y hace oídos sordos mientras se le va cerrando el ojo. La burguesía catalana, con una mano en el bolsillo y la otra dando con la porra cívica en Barcelona (a dios rogando y con el mazo dando), dice que tiene sed después de muchísimos años dando de beber a su macroindustria, de haberse bañado a diario con sales minerales relajantes y copos de levadura y de regar a diario y a mansalva las calles para echar a los indigentes de los bancos. El analfabetismo político de Madrid tensa la cuerda de la territorialidad haciéndose un circunflejo (cerrando, por lo tanto, las vocales) jaleado por los corifeos de la protocultura. Víctor Morlán huye por las salidas de emergencia de los túneles del AVE. Y aquí todo el mundo pasa y calla en un pasacalles de sonrisas ingenuas y de inconsciencia que nos helará la boca, los bolsillos y las vocales. Seguimos como estatuas petrificadas, apurando aún la ilusión de que el Ebro sea navegable desde Tarragona, que la plaza del Pilar tenga árboles, que las ruinas de la ciudad salgan por fin de su letargo, que nos devuelvan las vírgenes románicas y los pantocrator, que el Barça no regale banderitas políticas en Fraga, que El Prado nos reintegre los Goyas y el Museo de Arqueología los artesonados de La Aljafería y acabar con los émulos de las políticas “nacionales” pidiendo que la policía local no sea una panda de chulos adolescentes con pistola, que no nos suban un 100 % los impuestos, que limpien de escombros y basuras las calles Predicadores, Boggiero, San Pablo y aledañas. Y por pedir que no quede: ¡que vuelvan los franceses, coño! Seguro que entonces llueve; pues, entre otras cosas, ya no está “El Deseado”.

2 comentarios:

el maquinista dijo...

Excelente artículo. Tiene una deriva inmejorable.
Y de la hoja de ruta ¿Qué opinas?

Manuel Martínez Forega dijo...

(Gracias). Y habrá que sujetar el timón, Maquinista, con tanta calma chicha. De la hoja de ruta opino que, en realidad, es una "hija de puta", como la Condoliza "Arroz", que fue quien la inventó y que tiene un apellido palindrómico que le viene como dedillo al ano: dábale arroz a la zorra el abad.